martes, 6 de septiembre de 2011

Proverbios de Brueghel (David Wheatley)


PROVERBIOS DE BRUEGHEL
(POR DAVID WHEATLEY)

Antes de condenar un pedo debes atraparlo primero.
El hombre sordo aplaude también a la zanfona.
Si el amante de los ovinos desdeña a tu oveja
es que su corazón se halla en otra parte. Donde hay corazón
hay páncreas. Nadie odia tanto a un estúpido
como el segundo hombre más estúpido de la aldea.
Resulta más rápido golpear a tu marido que caminar
hasta la ciudad vecina para escribirle unas líneas. Envidiarás
el baño de la tocina el día en que lluevan boñigas.
El obispo cierra su bocaza y se sienta sobre ella.
La pierna gangrenada conoce bien el trabajo del serrucho
apenas lo advierte encima. El cepo de los ratones desea
disculparse por el queso con moho del panadero.
Cuando tus cerdos vuelen, jamás regresarán.
Dos pueden cagar por el mismo agujero igual que uno solo.
La cuchara de madera no se ajusta en nada
a la forma de tu culo. El vómito del condenado
tiene una huida afortunada. El verdugo se peina
antes de enfundarse la capucha. El sepulturero
no necesitará anunciarse. El bufón viejo
siempre tiene a mano uno o varios proverbios.


[Versión al castellano: Jesús Jiménez Domínguez]

2 comentarios:

  1. Many thanks for this translation! I am honoured.
    -- David Wheatley.

    ResponderEliminar