lunes, 21 de julio de 2014

Sandías (Charles Simic)


SANDÍAS
(UN POEMA DE CHARLES SIMIC)

Verdes Budas
en el puesto de frutas.
Comemos la sonrisa
y escupimos los dientes.


[Traducción: Jordi Doce]

lunes, 14 de julio de 2014

Poeta con cabeza de cerdo (William Carlos Williams)


POETA CON CABEZA DE CERDO
(UN POEMA DE WILLIAM CARLOS WILLIAMS)

Todo lo que hago
todo lo que escribo
me aleja
de quienes quiero

Si es bueno
quedan confundidos
si es malo
avergonzados

Corro un riesgo enorme
hacia el amor que me tienen
camino descalzo
por arenas movedizas


[Traducción de Luis Marigómez]

lunes, 7 de julio de 2014

El albatros (Charles Baudelaire)




EL ALBATROS
(UN POEMA DE CHARLES BAUDELAIRE)

A veces, por diversión, los marineros
capturan albatros, colosales aves del mar
que, indolentes compañeros de viaje,
escoltan al barco sobre los negros abismos.

Apenas los arrojan sobre la cubierta,
estos reyes del cielo, torpes y humillados,
dejan que sus grandes alas blancas se arrastren
lastimosamente como remos en los costados.

El gran viajero alado, ¡qué impotente y torpe!
¡Antes tan bello y ahora tan grotesco y feo!
Uno, provocativo, le golpea el pico con su pipa.
Otro, cojeando, imita al inválido que una vez voló.

El Poeta se parece al príncipe de las nubes
que frecuenta la tormenta y se ríe del arquero.
Desterrado a tierra en medio de las burlas,
sus alas de gigante le impiden caminar.


[Versión al castellano: JJD]

lunes, 30 de junio de 2014

En sueños (Gabriel Chifu)






EN SUEÑOS
(UN POEMA DE GABRIEL CHIFU)

los cielos estaban sumisos en el sueño
las aguas susurraban dormidas también.
yo levitaba,
y así suspendido dormía también,
soñaba
con un prado sin fronteras
cruzado por miríadas de hormigas.
ellas se habían forjado un camino
entre las briznas de hierba colosales,
una senda desde jerusalén a mi cerebro.
cada hormiga llevaba en la espalda
un grano de muralla.
habían desmontado la ciudadela en partes infinitesimales
y la venían a reconstruir en mi cerebro.
luego el despertador sonó, un tornado
y todos despertamos.


[Traducción al castellano: Catalina Iliescu Gheorghiu]

lunes, 23 de junio de 2014

"Tormentas", un poema traducido al griego

En el nº 7 (mayo y junio) de la revista griega "Frear" -entre textos, entrevistas o referencias como Adam Zagajewski, Louis Aragon, Aleksandr Blok o Silvina Ocampo- aparece un poema inédito mío. La traducción corre a cargo de Ursula Fos.



Aquí la versión original del poema:



TORMENTAS

Escribir un poema es lo más parecido
a presenciar una tormenta de verano.

El día anterior te asoló la flor de la migraña,
había un cañaveral en cada uno de tus huesos,
estabas inquieto: todo en ti era sed y desvelo.
Pero he aquí que hoy sientes en tu interior
levantarse aquel afflatus de Cicerón, un soplo
misterioso, una corriente nada corriente,
un raro viento que no sabes de dónde viene
ni adónde va, pero que lo desordena todo:
el Ser y la Nada, la realidad y los sentidos.
¿Por qué el olor del limón trae un tacto rugoso?
¿Cuándo el viento que baja de los árboles
tuvo este verde tan comestible, tan intenso?

Te acucia -lo sabes, ahora lo sabes-
la urgencia de conectar vena y nervio,
trueno y silencio, temperatura y tiempo;
la necesidad de bajar al oscuro fondo
de las cosas con una espada en una mano
y en la otra la flor del tornasol a deshacer
el nudo gordiano de lo que siempre fueron.

Hay temblores en el aire, presencias
eléctricas donde antes no hubo nada.
El sustantivo instante y el adjetivo eterno
se cruzan, nubes contrarias, sobre ti:
acógelas, que tu tiempo la intemperie sea.

Unos segundos antes que el reino de lo inefable
se abra de par en par para calarte entero,
podrás vislumbrarlas al fin: surgidas nadie
sabe de dónde, como filas de hormigas voladoras,
estas pocas palabras llegando hasta aquí.
 

lunes, 16 de junio de 2014

Conversaciones en la Aljafería


Conversaciones en la Aljafería de Zaragoza
(Sala Goya)

Manuel Vilas
conversa con Francisco Goyanes
y Jesús Jiménez Domínguez

Martes, 17 de junio
20:00 horas

lunes, 9 de junio de 2014

Presentación de la Antología de Poesía Hispanoamericana Contemporánea en Atenas


La editorial Vakxikon, afincada en la ciudad griega de Egaleo, publicó una antología de poesía hispanoamericana contemporánea (Ανθολογία Σύγχρονης Ισπανόφωνης Ποίησης) en la que tengo el honor de aparecer junto a nombres españoles como Bruno Mesa, Rafael-José Díaz, Juan Manuel Macías, Jordi Doce, Martha Asunción Alonso, Julieta Valero o Marta Agudo y otros sudamericanos. El epílogo corre a cargo de Mario Domínguez Parra.

La traducción al griego es obra de Sofia Argyropoulou-Ati Solerti y el próximo viernes 13 de junio se presentará en el marco del Festiva LEA ("Literatura en Atenas"), que organiza el Instituto Cervantes de Atenas. Estarán presentes, entre otros, Flavia Company (poeta y novelista), Tasos Psarris y Ati Solerti (traductores) y Nestoras Poulakos (editor).

lunes, 26 de mayo de 2014

Silencio, astucia, destierro (Joseph Stroud)




SILENCIO, ASTUCIA, DESTIERRO 
(UN POEMA DE JOSEPH STROUD)

En el entierro de Joyce, el tenor cantó: addio terra,
addio cielo. En el manicomio gritó su hija:
¿Qué hace bajo tierra ese idiota?
¿Cuándo se decidirá a salir? Su esposa
pensó que a Joyce le gustarían los leones
que rugen al amanecer en el zoo cercano a su tumba.



[Versión al castellano: JJD]

lunes, 19 de mayo de 2014

Los alcohólicos (Ion Mureşan)


LOS ALCOHÓLICOS
(UN POEMA DE ION MURESAN)

¡Ay los pobres, ay los pobres alcohólicos,
si es que no hay nadie que les diga algo bueno!
Y sobre todo, sobre todo de madrugada, cuando bordean tambaleándose los muros
y a veces caen de rodillas y son como las letras
escritas por un escolar muy torpe.

Sólo Dios, en Su infinita bondad, les acerca una taberna,
para Él es fácil, como lo es para un niño
empujar la cajita de cerillas con el dedo. Y
nada más llegar al final de la calle, desde la esquina
donde antes no había nada, zas, como una liebre
salta ante ellos la taberna y se para.
Una luz virginal rutila en sus ojos
y un sudor atroz les entra de tal regocijo.

Hasta el atardecer la ciudad es como púrpura.
Hasta el atardecer tres veces llega el otoño y otras tres la primavera,
tres veces parten hacia el sur las aves y regresan.
Y ellos hablan y hablan, de la vida. Sobre la vida,
así, en general, incluso los alcohólicos más jóvenes se expresan con cálida responsabilidad
y si alguna vez tartamuden, balbucean,
no es por exponer ideas extremadamente hondas
sino que, inspirados por su juventud,
logran decir algunas cosas en verdad emocionantes.

Pero Dios, en Su inmensa magnanimidad, no se detiene aquí.
Hace enseguida un agujero con el dedo en la pared del Paraíso
e invita a los alcohólicos a contemplar.
Y aunque por el temblequeo no consiguen ver más que un retal de hierba,
aun así, es algo sobrenatural.
Hasta que uno se levanta y lo estropea todo, diciendo:
"¡Pronto, pronto anochecerá,
y entonces descansaremos y hallaremos una paz enorme!"
Luego uno tras otro se levantan de sus mesas,
limpian sus labios húmedos con el pañuelo,
y se sienten muy, muy avergonzados.



[Traducción al castellano: Catalina Iliescu Gheorghiu]