lunes, 18 de agosto de 2014

Restos (Mark Strand)


RESTOS
(UN POEMA DE MARK STRAND)

a Bill y Sandy Bailey

Me vacío de los nombres de otros. Vacío mis bolsillos.
Vacío mis zapatos y los dejo al borde del camino.
De noche, retraso los relojes:
abro el álbum familiar y me miro como niño.

¿Qué importa? Las horas han hecho lo suyo.
Digo mi nombre. Digo adiós.
Las palabras se siguen unas a otras, viento abajo.
Amo a mi esposa, pero le digo que se marche.

Mis padres se levantan de sus tronos
en los lechosos aposentos de las nubes. ¿Cómo puedo cantar?
El tiempo me dice qué soy. Cambio y soy el mismo.
Me vacío de mi vida y mi vida permanece.


[Traducción: Beverly Pérez Rego]

lunes, 11 de agosto de 2014

El trapiche (Lêdo Ivo)


EL TRAPICHE
(UN POEMA DE LÊDO IVO)

Quieres que guarde para ti el rocío.

Pero, ¿cómo guardar lo que se deshace
al sol, como el viento, el amor y la muerte?
¿Cómo guardar los sueños que soñamos
cuando caminamos despiertos
por la oscuridad sin nadie a nuestro lado?
¿Y los susurros de labios encantados
más allá del muro? ¿Y la mala hierba que crece
en la pista del aeropuerto? ¿Y la mancha brotada
en la piel del mango ya maduro?
¿Cómo guardar la brisa que silba
en la cubierta de un navío? ¿Y el vuelo de un pájaro?
¿Y la barca abandonada que, flotando por el río,
viene a detenerse bajo el puente?
¿Cómo y por qué guardar un arnés oxidado
y la ceniza de la quema agrícola
y la lluvia que llovía y el viento que ventilaba?
La nada guardaremos, nosotros que somos
el granero de todo, el arcón y el trapiche.
El rocío, que es eterno, se evapora
llegada su hora. Nuestros sueños,
fielmente, nos guardan en sus tumbas.


[Versión al castellano: JJD]

lunes, 4 de agosto de 2014

Epílogo (Florin Iaru)


EPÍLOGO
(UN POEMA DE FLORIN IARU)

Paso por todo esto a alta velocidad de tristeza
cuando -¡zas!- una autoestopista de demencial belleza
me hace una señal luminosa que ahoga mis ojos.
Freno al instante. Bajo. No estoy lejos.
Piel de oro con alquitranada montura.
Su boca -roja epilepsia desnuda.
Las tetas -trazadas con un compás y llenas
de gas hilarante- para mí están hechas.
¡Por fin! ¡Volcar algo vivo en la hierba aplastada!
Tiro de cremalleras, escudriño y el hocico meto
en esa carne que se me abre por completo
silabeando mi ser, sobresaltada.

Al levantarme, mullido y sin ideas el día flota.
La lujuria me ata al cuello su pañoleta.
-¿En serio te ha gustado?
-¡Con locura, belleza! ¡Adiós!
Silbo despreocupado...
Aumenta la velocidad...
en el retrovisor
la muerte satisfecha se ríe en un arcén con sol.


[Traducción: Catalina Iliescu Gheorghiu]

lunes, 21 de julio de 2014

Sandías (Charles Simic)


SANDÍAS
(UN POEMA DE CHARLES SIMIC)

Verdes Budas
en el puesto de frutas.
Comemos la sonrisa
y escupimos los dientes.


[Traducción: Jordi Doce]

lunes, 14 de julio de 2014

Poeta con cabeza de cerdo (William Carlos Williams)


POETA CON CABEZA DE CERDO
(UN POEMA DE WILLIAM CARLOS WILLIAMS)

Todo lo que hago
todo lo que escribo
me aleja
de quienes quiero

Si es bueno
quedan confundidos
si es malo
avergonzados

Corro un riesgo enorme
hacia el amor que me tienen
camino descalzo
por arenas movedizas


[Traducción de Luis Marigómez]

lunes, 7 de julio de 2014

El albatros (Charles Baudelaire)




EL ALBATROS
(UN POEMA DE CHARLES BAUDELAIRE)

A veces, por diversión, los marineros
capturan albatros, colosales aves del mar
que, indolentes compañeros de viaje,
escoltan al barco sobre los negros abismos.

Apenas los arrojan sobre la cubierta,
estos reyes del cielo, torpes y humillados,
dejan que sus grandes alas blancas se arrastren
lastimosamente como remos en los costados.

El gran viajero alado, ¡qué impotente y torpe!
¡Antes tan bello y ahora tan grotesco y feo!
Uno, provocativo, le golpea el pico con su pipa.
Otro, cojeando, imita al inválido que una vez voló.

El Poeta se parece al príncipe de las nubes
que frecuenta la tormenta y se ríe del arquero.
Desterrado a tierra en medio de las burlas,
sus alas de gigante le impiden caminar.


[Versión al castellano: JJD]

lunes, 30 de junio de 2014

En sueños (Gabriel Chifu)






EN SUEÑOS
(UN POEMA DE GABRIEL CHIFU)

los cielos estaban sumisos en el sueño
las aguas susurraban dormidas también.
yo levitaba,
y así suspendido dormía también,
soñaba
con un prado sin fronteras
cruzado por miríadas de hormigas.
ellas se habían forjado un camino
entre las briznas de hierba colosales,
una senda desde jerusalén a mi cerebro.
cada hormiga llevaba en la espalda
un grano de muralla.
habían desmontado la ciudadela en partes infinitesimales
y la venían a reconstruir en mi cerebro.
luego el despertador sonó, un tornado
y todos despertamos.


[Traducción al castellano: Catalina Iliescu Gheorghiu]

lunes, 23 de junio de 2014

"Tormentas", un poema traducido al griego

En el nº 7 (mayo y junio) de la revista griega "Frear" -entre textos, entrevistas o referencias como Adam Zagajewski, Louis Aragon, Aleksandr Blok o Silvina Ocampo- aparece un poema inédito mío. La traducción corre a cargo de Ursula Fos.



Aquí la versión original del poema:



TORMENTAS

Escribir un poema es lo más parecido
a presenciar una tormenta de verano.

El día anterior te asoló la flor de la migraña,
había un cañaveral en cada uno de tus huesos,
estabas inquieto: todo en ti era sed y desvelo.
Pero he aquí que hoy sientes en tu interior
levantarse aquel afflatus de Cicerón, un soplo
misterioso, una corriente nada corriente,
un raro viento que no sabes de dónde viene
ni adónde va, pero que lo desordena todo:
el Ser y la Nada, la realidad y los sentidos.
¿Por qué el olor del limón trae un tacto rugoso?
¿Cuándo el viento que baja de los árboles
tuvo este verde tan comestible, tan intenso?

Te acucia -lo sabes, ahora lo sabes-
la urgencia de conectar vena y nervio,
trueno y silencio, temperatura y tiempo;
la necesidad de bajar al oscuro fondo
de las cosas con una espada en una mano
y en la otra la flor del tornasol a deshacer
el nudo gordiano de lo que siempre fueron.

Hay temblores en el aire, presencias
eléctricas donde antes no hubo nada.
El sustantivo instante y el adjetivo eterno
se cruzan, nubes contrarias, sobre ti:
acógelas, que tu tiempo la intemperie sea.

Unos segundos antes que el reino de lo inefable
se abra de par en par para calarte entero,
podrás vislumbrarlas al fin: surgidas nadie
sabe de dónde, como filas de hormigas voladoras,
estas pocas palabras llegando hasta aquí.
 

lunes, 16 de junio de 2014

Conversaciones en la Aljafería


Conversaciones en la Aljafería de Zaragoza
(Sala Goya)

Manuel Vilas
conversa con Francisco Goyanes
y Jesús Jiménez Domínguez

Martes, 17 de junio
20:00 horas