lunes, 3 de agosto de 2015

"Maté a Hitler" (Adam Zagajewski)


MATÉ A HITLER
(UN RELATO DE ADAM ZAGAJEWSKI)

___Se me ha hecho tarde; soy viejo. Ya es hora de contar lo que sucedió en el verano de 1937 en un pequeño pueblo de Hessen. Maté a Hitler.
___Soy holandés, un encuadernador jubilado desde hace mucho. En los años treinta, me apasionaba la política europea, muy trágica por aquel entonces. Dicho sea de paso, mi mujer era judía, de modo que mi interés por la política no tenía nada de académico. Decidí liquidar a Hitler, yo solito, con métodos artesanales, precisos, como se encuaderna un libro. Y lo logré.
___Sabía que, en verano, a Hitler le gustaba viajar prácticamente sin escolta con un grupo reducido de amigos y que solía detenerse en los restaurantes veraniegos de pequeñas aldeas para comer a la sombra de los tilos.
___¿A qué vienen todos estos detalles? Sólo diré una cosa: lo maté a tiros y logré huir.
___Era domingo, hacía bochorno, se avecinaba una tormenta, las abejas revoloteaban como ebrias.
___El restaurante se ocultaba bajo unos árboles enormes. El suelo estaba recubierto de una grava menuda. Era casi completamente oscuro y reinaba una modorra tan pesada que tuve que hacer un gran esfuerzo para apretar el gatillo. La botella de vino se volcó y el líquido rojo se derramó por el mantel de papel blanco.
___Después, corrí con mi pequeño automóvil como alma que lleva el diablo, pero nadie me perseguía. Estalló una tormenta, cayó un aguacero.
___Por el camino, tiré la pistola a una zanja poblada de ortigas, ahuyenté a dos ocas, que se dieron a la fuga tambaleándose torpemente.
___¿A qué vienen tantos detalles?
___Regresé triunfante a casa. Me arranqué la peluca, quemé la ropa y lavé el coche.
___De poco me sirvió todo aquello porque, al día siguiente, alguien que se parecía al muerto como un huevo a otro huevo y que era quizá aún más despiadado que él ocupó su lugar.
___La prensa no hizo ni una sola mención al asesinato. Uno había desaparecido y había aparecido otro.
___Aquel día, las nubes eran completamente negras y el aire se pegaba a la piel como la melaza.


[Traducción: J. Slawomirski y A. Rubió]

miércoles, 8 de julio de 2015

Festival Internacional de Poesía y Música de Cámara "Poezia e la Bistrița”

PROGRAMUL FESTIVALULUI (2015)

JOI, 16 IULIE 2015
• la Centrul Multicultural Sinagoga Bistriţa
17:00 – 17:30
Deschiderea festivalului şi prezentarea invitaților.
Acordarea Premiului Librarul anului: Marian Coman (Librăria HABITUS, Sibiu)

17:30 – 19:30
LECTURI:
Jesús Jiménez Domínguez (Spania), Emanuela Ignățoiu-Sora, Alexandra Văcăroiu, Nicolae Avram, Matei Hutopila, Dmitri Miticov, Radu Vancu, Ioana Nicolaie, Merlich Saia

RECITAL
susținut de Luca Toncian (pian)
în program:
Ludwig van Beethoven – 32 de variațiuni în do minor
Johann Brahms – Intermezzi Op. 117 (selecție)
Sergei Prokofiev – Studiu Op. 2 Nr. 3


• la Biserica Evanghelică Bistriţa
20:00
CONCERT SIMFONIC EXTRAORDINAR
susținut de Noua Orchestră Transilvană și Filarmonica de Stat „Transilvania” Cluj-Napoca.
Dirijor: Romeo Rîmbu
Solist: Ștefan Horváth (vioară)
în program:
P.I. Ceaikovski Concert pentru vioară și orchestră în Re Major
Hector Berlioz – Simfonia Fantastică



VINERI, 17 IULIE 2015
• la Plan B Club Café Bistriţa
11:30 – 12:30
DIALOG:
Poezia Europei – dezbatere despre piața de poezie europeană
moderator: Radu Vancu
invitați: Ana Nicolau (director – editura Nemira), Laura Albulescu (director editorial – Grupul editorial ART), Gheorghe Erizanu (Republica Moldova, director – editura Cartier), Magda Mărculescu (director editorial – editura TREI), Domnica Drumea (redactor – editura TREI), Claudiu Komartin (redactor-șef – Casa de Editură Max Blecher, revista „Poesis internațional”), Gavril Țărmure (editura Charmides), Alina Purcaru și Cezar Gheorghe (revista „Observator Cultural”), Dia Radu (revista „Formula As”), Cosmin Ciotloș (revista „România Literară”), Sebastian-Vlad Popa (revista „Infinitezimal”).

16:00 – 17:30
Clubul de lectură Institutul Blecher,
ediția 106
moderator: Claudiu Komartin


• la Centrul Multicultural Sinagoga Bistriţa
19:00 – 21:00
LECTURI:
Ion Mureșan, Paula Erizanu (Republica Moldova), Paul Vinicius, Wojciech Bonowicz (Polonia), Alexandra Turcu, Pablo García Casado (Spania), Svetlana Cârstean, Octavian Soviany, Krisztina Tóth (Ungaria), Florin Dan Prodan

RECITAL
susținut de Eugen Dumitrescu (pian)
şi Corina Răducanu (pian)


SÂMBĂTĂ, 18 IULIE 2015
• la Plan B Club Café Bistriţa
DIALOG
11:00 – 12:30
cu Radu Paraschivescu
moderator: Marin Mălaicu-Hondrari


• la Librăria Casa Cărții „Nicolae Steinhardt” Bistriţa
16:00 – 17:30
DIALOG
cu poeții poloni Piotr Sommer, Wojciech Bonowicz și Marcin Baran;
LANSAREA
antologiei Dimineața pe pământ de Piotr Sommer (editura Charmides, 2015)
traducător: prof. dr. Constantin Geambașu
moderator: Marcin Baran
interprete: Ioana Diaconu și Joanna Kornas


• la Centrul Multicultural Sinagoga Bistriţa
19:00 – 21:00
LECTURI:
Piotr Sommer (Polonia), Ioan Es. Pop, Valeriu Mircea Popa,
Simona Popescu, Michaël Vandebril (Belgia), Teodora Coman, Goran Simić (Bosnia-Herțegovina), T.S. Khasis, Marcin Baran (Polonia), Øystein Wingaard Wolf (Norvegia)

RECITAL 
susținut de Răzvan Suma (violoncel)
acompaniat de Andreea Csibi (pian)
în program:
Antonín Dvořák – Rondo
Gabriel Fauré – Elegie
Robert Schumann – Adagio și Allegro

Frode Barth (chitară)
și Pedro Negrescu (contrabas)


DUMINICĂ, 19 IULIE 2015
• la Plan B Club Café Bistriţa
11:30 – 13:00
PREZENTAREA
– antologiei de poezie flamandă Lumina ultimei zile (traducere din neerlandeză de Jan H. Mysjkin și Doina Ioanid în colaborare cu Alexandra Fenoghen și Linda Maria Baros – Casa de Editură Max Blecher, 2014)
– numărului 1 (15) / 2015 al revistei „Poesis internațional” | redactor-șef: Claudiu Komartin | număr apărut cu sprijinul Centrului Județean pentru Cultură Bistrița-Năsăud.
– revistei „Infinitezimal” | redactor-șef: Sebastian-Vlad Popa | revistă apărută sub egida Centrului Județean pentru Cultură Bistrița-Năsăud.
participă:Claudiu Komartin, Radu Vancu, Sebastian-Vlad Popa, Gavril Țărmure
moderator:Dan Coman

lunes, 6 de julio de 2015

Vida de lagartija (Ana Merino)


VIDA DE LAGARTIJA
(UN POEMA DE ANA MERINO)

Yo quise ser animal casero
con vistas a la playa
pero soy lagartija y habito entre las grietas
de una roca volcánica en medio del desierto.

A veces alguien corta el final de mi cola
y allí quedan mis sueños moviéndose nerviosos
creyendo que están vivos.

Yo soy como las horas que pierden los domingos
acaricio el descanso metido entre las sábanas
y espero a que amanezcan los días de diario.

La vida es un enigma del que sólo descifro
un trozo de esperanza
lo miro de reojo y nunca me detengo
porque temo al acecho de los tirachinas
o la sombra de un gato.

lunes, 29 de junio de 2015

Poemas para la revista croata Književna Rijeka


El año pasado la escritora y traductora croata Željka Lovrenčić tuvo la paciencia y la amabilidad de traducir a su idioma una decena de poemas míos para la revista “Književna Rijeka”. No había tenido ocasión de ver el resultado hasta hoy. Cuelgo uno de los poemas y desde aquí le doy las gracias.

lunes, 15 de junio de 2015

Juventud hermosa (Gottfried Benn)



JUVENTUD HERMOSA
(UN POEMA DE GOTTFRIED BENN)

La boca de una chica que había reposado largamente en el cañaveral
estaba muy roída.
Cuando se le abrió el pecho, el esófago estaba muy agujereado.
Al final, en una glorieta debajo del diafragma,
apareció un nido de ratas jóvenes.
Una de las pequeñuelas estaba muerta.
Las otras se nutrían de hígado y riñones,
bebían la sangre helada y habían
pasado allí una hermosa juventud.
Y hermosa y rápida les llegó también la muerte:
las tiraron a todas al agua.
¡Ah, cómo chillaban los tiernos hociquillos!



[Traducción: José Manuel López de Abiada]

lunes, 8 de junio de 2015

Plegaria (Ana Blandiana)


PLEGARIA
(UN POEMA DE ANA BLANDIANA)

Dios de las libélulas, de las mariposas nocturnas,
de las alondras y las lechuzas,
Dios de las lombrices, de los escorpiones
y de las cucarachas de cocina,
Dios que enseñaste a cada uno algo distinto
y sabes de antemano qué le ocurrirá a cada cual,
daría lo que fuera por entender lo que sentiste
al fijar las proporciones
de los venenos, colores y perfumes,
al colocar en un pico el cantar, y el graznar en otro,
y en un alma el crimen, y el éxtasis en otra,
daría lo que fuera sobre todo por saber si te arrepentiste
al hacer víctimas a unos y a otros verdugos,
igualmente culpable ante todos
porque a todos dejaste ante hechos consumados.
Dios de la culpabilidad de decidir en solitario
la proporción entre el bien y el mal,
balanza que apenas mantiene en equilibrio
el cuerpo ensangrentado
del hijo que no se te parece.


[Traducción: Catalina Iliescu Gheorghiu]

lunes, 4 de mayo de 2015

Shelley (Charles Simic)

video



SHELLEY
(UN POEMA DE CHARLES SIMIC)

------------------------------------------------------A M. Follain

Poeta de las hojas muertas llevadas por el viento
como espectros, como multitudes contagiadas
por la peste, te leí por primera vez
en Nueva York, una tarde de lluvia,

con mi atroz acento eslavo,
recitando los versos melifluos
de un libro destrozado, desteñido,
que había comprado aquel mismo día
en una librería de viejo de la Cuarta Avenida
en la que atendía un iniciado en ciencias ocultas.

Con muy poco dinero, y casi ya todo gastado,
caminaba por la calle, la nariz en el libro.
Me senté en un café destartalado
con las moscas del verano pasado muertas sobre la mesa.
El dueño era un antiguo marinero
a quien le había crecido una enorme joroba en la espalda
de tanto contemplar la lluvia y la calle desierta.
Le hizo feliz que me sentara allí a leer,
y rellenaba mi taza con un líquido oscuro como el agua de la Estigia.

Shelley hablaba de un loco, ciego rey moribundo;
de soberanos que ni ven, ni sienten, ni saben;
de tumbas de las que un glorioso fantasma podía
salir para iluminar nuestro día tempestuoso.

También yo me sentía un glorioso fantasma
yendo a cenar
al restaurante chino que frecuentaba entonces.
Cada noche me servía sopa y arroz
un camarero con tres dedos
que jamás dijo una palabra.

Nunca vi a nadie más allí.
La cocina estaba tras una cortina
de perlas de vidrio, que sonaban ligeramente
en cuanto se abría la puerta de la calle.
Aquella tarde se abrió
para dejar entrar a una pálida muchacha con gafas.

El poeta hablaba del sempiterno universo
de las cosas... De destellos de un mundo remoto
que el alma visita en el sueño...
De un desierto habitado sólo por tormentas...

Aquí y allá en las calles paraguas rotos
como cometas fúnebres
fabricadas quizás por aquella china minúscula.
Los bares de MacDougal Street se quedaban vacíos.
Ya había habido una pelea a puño limpio.
Un hombre apoyado en una lámpara extendía los brazos
como crucificado, dejando que la lluvia lavase la sangre de su cara.

En un callejón mal iluminado
en el que la acera brillaba como el espejo
de una sala de baile a la hora de cierre
un hombre bien vestido y descalzo
me pidió dinero.
Le brillaban los ojos, tenía ese aire triunfal
de un campeón de esgrima
que acabase de asestar un golpe definitivo.

Qué extraño era todo... La tómbola del mundo
en aquella oscura noche de octubre...
Y el libro de poemas amarillento
con sus Esplendores y Miserias
que yo estudiaba a la luz de los escaparates
de farmacias y peluquerías,
temeroso de volver a mi cuartucho sin ventanas,
frío como la tumba de un emperador niño.


[Traducción: Martín López-Vega]

lunes, 27 de abril de 2015

Cita con Francis Picabia


"Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección" (Francis Picabia).